Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar, visita CTAP junto a la Directiva de la Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía (AEMA).

Macael.- El presidente de Cajamar Caja Rural, Eduardo Baamonde, se trasladó ayer a la comarca del Mármol para conocer, de primera mano, las actividades empresariales y los distintos niveles de trabajo del distrito industrial. Durante toda la visita, estuvo acompañado por Antonio Sánchez, Presidente de AEMA, quien, según sus propias palabras, ha procurado “ofrecer una imagen fiel del sector".

Por ello, se hizo un recorrido visitando algunas de las empresas y canteras que componen parte del proceso productivo que se realiza en Macael. La primera fue Canteras Luis Sánchez S.L., de mármol Blanco Macael. A continuación, se dio paso  a otra empresa tradicional de elaboración de mármol, Mármoles Cosaga S.L. (Grupo Hermasa), y, por último, se visitó a una de las empresas que está sufriendo una gran transformación en todo lo referido a su capacidad de transformación y valor añadido al oficio del mármol, como es Mármoles Antonio el de Pura S.L..

En esta etapa, el presidente de Cajamar pudo conocer los métodos de extracción del material, en el primer destino; y los de  transformación, en los dos siguientes.

Eduardo Baamonde, acompañado también por Jesús Vargas Ibáñez, director territorial de Cajamar, Sergio Enrique Ruiz Cervilla, director de Zona y Fernando Avellaneda Molina, director de la  oficina de la entidad en Macael, mantuvo más tarde una reunión con los miembros de la Junta Directiva de AEMA, quienes le trasladaron las necesidades del sector del mármol y algunas propuestas de  colaboración    conjunta, con el fin de llevar a cabo su Plan Estratégico, cuya meta es conseguir  posicionarse en los distintos mercados. AEMA ve en la realización de distintos convenios de financiación con Cajamar, una vía para fomentar la inversión y la internacionalización de las empresas, así como, la colaboración en la formación, en este caso, para los másteres que se están preparando en coordinación con la Universidad de Almería.

Tras escuchar las propuestas, Eduardo Baamonde comentó con los directivos de la  Asociación “la obligación, por parte del sector financiero, de atender no sólo las necesidades de crédito de las empresas que tengan solvencia, sino sobre todo, de las que proponen un proyecto empresarial viable y con proyección de futuro”.